jump to navigation

No es oro todo lo que reluce noviembre 5, 2007

Posted by Iván in Economía.
trackback

Vuelvo a escribir en mi blog después de unos cuantos días (demasiados la verdad) al haber logrado algunos de mis lectores sacarme los colores por la falta de actividad de mi puerta al mundo de internet. Me comprometo a sacar el tiempo (aunque está complicada la cosa) que esto se merece y mantenerlo lo más actualizado posible, para lo cual lo mejor es ir a un tema de rabiosa actualidad.

Se celebra estos días el 25 aniversario de la instalación de General Motors en Zaragoza y como suele pasar en este tipo de efemérides toca leer y escuchar alabanzas varias acerca del papel central jugado por esta multinacional en la vida de los aragoneses. No seré yo quien niege los grandes efectos que GM ha supuesto para Aragón tales como la importante creación de empleo tanto directo como indirecto, la mejora de nuestro capital humano, la incorporación de tecnologías, procesos, modelos de gestión punteros a nivel mundial y en definitiva la mejora de nuestro bienestar colectivo.

Sin embargo tan injusto sería negar estos efectos positivos como ocultar otros de signo contrario. Además de  la excesiva dependencia de la economía aragonesa de un único sector, no podemos olvidar que de la mano de las novedades técnicas y de gestión han llegado otras como la externalización de la producción, la flexibilidad laboral extrema, etc. que han tenido como efecto directo el empobrecimiento de las condiciones laborales de los empleados de Opel primero y del resto de trabajadores aragoneses, por efecto cascada, después.

Además quiero poner de manifiesto la escasa, por no decir nula, implicación que esta empresa ha tenido en la vida social y cultural de Aragón en estos años. A pesar de ser la primera en el ranking (por facturación, número de empleados, etc.) la presencia de General Motors en la promoción y fomento de la cultura, el deporte o actividades sociales a través del mecenazgo, la colaboración directa con otras entidades, asociaciones, clubes deportivos… ha sido inexistente. Así mientras es notable el compromiso social y cultural de diversas empresas como entidades financieras (aragonesas o foraneas), centros comerciales, constructoras, etc. el papel jugado por esta empresa en estos ámbitos deja bastante que desear en estos días en los que se habla tanto de Responsabilidad Social Corporativa, un concepto pervertido y utilizado con el fin último de mejorar las cifras de beneficios de las empresas tal y como ocurre con tantos otros valores sociales como la sostenibilidad.

Anuncios

Comentarios»

1. elblogdeluispastor - noviembre 6, 2007

Muy bueno, has dicho algo muy importante, la Responsabilidad Social Corporativa algunas empresas la practican para sacarle un beneficio, ya sea fiscal o de simple promoción. Que le vamos hacer, siempre en todo colectivo tiene que haber desaprensivos y simplemente tenemos que empezar a reconocer a los que de verdad se creen lo de la RSC. Te felicito por tu vuelta al mundo de los blogs.
Salud compañero

2. Valentín - noviembre 6, 2007

Me uno a las felicitaciones, a ver si lo sigues actualizando con regularidad.
Efectivamente, implicación con el entorno o Responsabilidad Social Corporativa son términos que difícilmente se pueden asociar con la mayoría de multinacionales.
Salud


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: