jump to navigation

Reflexión a “Gran Scala” diciembre 1, 2007

Posted by Iván in Actualidad política, Economía.
trackback

Maqueta de Gran ScalaEstos días está el patio social y político revuelto tras haberse conocido la noticia (interesadamente filtrada) de que se iba a instalar en Los Monegros un macro de la leche complejo de ocio que incluye casinos a tutiplen, parques temáticos, campos de golf, viviendas, auditorios de congresos, museos, restaurantes y muchas, muchiiiiisimas cosas más.

En esta tierra nuestra tan dada a dejarse encandilar por los fuegos de artificio, las grandes cifras, los cantos de sirena y las bravuconadas de algunos ya está la parroquia totalmente patas arriba haciéndose cábalas de lo maravillosa que puede ser la vida (parafraseando a Andrés Montes) una vez que se lleve a cabo semejante megaproyecto, en una clara reedición del famoso cuento de la lechera.

Algunos ya hablan incluso de Las Vegas monegrina y de una actuación que tendrá un impacto mayor, y por descontado, más positiva que la instalación de General Motors por allá mediados de los 70. Entre tanta declaración grandilocuente o paja mental en Román paladín es momento de poner un poco de cordura y hacer una reflexión seria del asunto.

Ante todo lo primero es conocer que es exactamente Gran Scala y sobre todo quien está detrás del proyecto y cuales son sus intenciones. De momento solo se han conocido rumores y filtraciones pero no se sabe nada del proyecto de boca de sus promotores. Así parece lógico pensar que la información disponible actualmente es cuando menos interesada y no tiene por qué ajustarse a la realidad (más bien parece plausible que será todo lo contrario).

No obstante y a la espera de tener más datos de una fuente directa podemos poner encima de la mesa una serie de cuestiones que deben ser analizadas para hacer un juicio riguroso de la iniciativa.

Filosofía del propio complejo: Un vicio muy extendido en nuestra sociedad, especialmente entre los partidos de ideología liberal (como el PAR), es el de justificar cualquier actuación de índole económica en base al número de puestos de trabajo y las inversiones que genera. Así parece que el objeto de la actividad o empresa es irrelevante ya sea la fabricación de armas, la cría del quebrantahuesos o el cuidado de ancianos siempre y cuando se genere una gran cantidad de empleo. Si llevamos este argumento al extremo las actividades mafiosas, delictivas o ilegales serían aceptadas siempre que aportasen un número de puestos de trabajo aceptables. Creo como mucha otra gente que la sociedad en su conjunto, y el gobierno como representante de esta, debe analizar y decidir acerca de las actividades que quieran instalarse en su territorio puesto que no todos los fines son igualmente aceptables ni desde un punto de vista económico ni moral. En el caso que nos atañe la inclusión de actividades relacionadas con el juego y las apuestas (32 casinos nada menos) hace necesario que se abra un profundo debate acerca de la conveniencia de permitir estas actividades y de si los aragoneses desean que su futuro económico pase por promoverlas.

Ordenación del territorio y especulación urbanística: Naturalmente todo proyecto de la magnitud del que estamos hablando, con una superficie estimada de 2.000 hectáreas, plantea importantes cuestiones acerca de ordenación del territorio. El efecto de creación y concentración de tal cantidad de actividad económica en una zona practicamente desierta hasta ahora a nivel poblacional como Los Monegros generará efectos indudables, no siendo todos necesariamente positivos. La ola especulativa que con toda probabilidad se generará en la zona que se instale este proyecto tendrá sus consecuencias sobre los habitantes del entorno, destacando el incremento del precio del suelo y por tanto de las viviendas. Esta cuestión no es en absoluto menor dado que el Gobierno de Aragón como cualquier otra administración pública debe velar para que este tipo de actuaciones no suponga el enriquecimiento abusivo de algunos a costa de la mayoría de los ciudadanos. En Aragón ya hemos vivido situaciones similares (Aramón, desarrollos urbanísticos del área metropolitana de Zaragoza, etc.) y por ello debemos ser exigentes con nuestras instituciones para que vigilen el proceso y actúen en defensa del interés general y no del particular, legitimo pero particular al fin y al cabo, de los que terminan ganando con iniciativas de este tipo.

Diversificación económica: Otro de los problemas que llevamos arrastrando desde hace tiempo en Aragón es la excesiva dependencia de nuestra economía a un sector muy concreto como es la automoción y más concretamente a la evolución de una sola empresa como es Opel España. La puesta en marcha de un proyecto tan gigantesco como este en el cual se habla de más de 30.000 puestos de trabajo dedicados a actividades propias del parque o relacionadas con el supondrá, y más ahora que no está claro hasta cuando permanecerá GM en Figueruelas, cambiar un sector por otro, esto es pasar de ser dependientes de la evolución del sector del automovil a serlo del mundo del ocio y el juego. No parece ser lo más lógico ahora que la globalización económica está llevando a los paises a incidir en la importancia de aspectos como el capital humano, el I+D+I, las actividades con alto valor añadido, el desarrollo tecnológico y un largo etcétera que poco tiene que ver con un complejo de ocio y juego. A ello hay que añadir además el efecto expulsión de las actividades tradicionales del área donde se instalará el complejo y que crearán una excesiva dependencia económica de estas zonas a la evolución de la iniciativa. Ya tenemos experiencias de este tipo como por ejemplo en los valles del Pirineo donde existen estaciones de esquí y donde la actividad se resiente los años que la temporada no es tan buena como se desea (como el año pasado sin ir más lejos).

Calidad del empleo y estacionalidad: Otra cuestión importante es conocer que tipo de empleo se va a crear con todo esto. Todos creo hemos visitado alguna vez otros complejos de ocio como Port Aventura, Terra Mítica, Disneyland o el mismo Parque de Atracciones de Zaragoza. Ni que decir tiene que este tipo de instalaciones no abren todo el año ya que existe una serie de meses que se consideran poco rentables y en los que es preferible cerrar, y aprovecharlos para hacer tareas de mantenimiento, etc, a mantenerlo abierto. Esto tiene una repercusión clara en la calidad del empleo. Al no ser una actividad que cubra el año natural, las empresas de estos sectores terminan por utilizar modalidades de contratación temporal y con duración determinada de forma que se termina por contratar a jóvenes, inmigrantes y mujeres, que son a la postre los únicos que aceptan tener una situación laboral tan inestable. Ni que decir tiene que a ello hay que añadirle las malas condiciones laborales reinantes en estas actividades las cuales se caracterizan por bajos salarios, jornadas interminables, ausencia de fines de semana y de vacaciones regladas, en definitiva condiciones que imposibilitan completamente la conciliciación de la vida personal con la laboral.

Medioambiente y sostenibilidad: Por último aunque no menos importante hay que señalar las cuestiones medioambientales y la sostenibilidad del proyecto. Una macroinstalación de estas características genera afecciones a gran escala sobre el medio natural en el que se instala y más cuando se habla de un complejo que requerirá no solo una gran extensión de territorio en el que instalarse, sino también una importante cantidad de recursos, especialmente agua, para poder funcionar. La instalación en una zona desértica, y además en gran parte protegida, de un complejo adornado con jardines, piscinas, actividades acuaticas y donde van a pasar al parecer 25 millones de personas al año es cuando menos discutible, más especialmente si aplicamos las enseñanzas aportadas por los movimientos relacionados con la Nueva Cultura del Agua, la cual no olvidemos sirvieron de marco teórico para elaborar la Directiva Marco del Agua de la Unión Europea y a la cual deben supeditarse cualquier actuación en materia de agua que se realice por cualquier estado miembro de la unión.

Termino este largo post apelando a la reflexión colectiva y a intentar que los árboles nos dejen ver el bosque en esta y otras cuestiones. Estos días estamos escuchando muchas cosas acerca de este proyecto y conviene ser consciente de todas las implicaciones que tiene, ya que nos estamos jugando mucho, nuestro propio futuro.

Anuncios

Comentarios»

1. Dani - diciembre 1, 2007

Comparto plenamente tus afirmaciones pero ¿qué podemos hacer?.

La sociedad aragonesa está claramente a favor de este proyecto, sin previo análisis, sin reflexión, sin siquiera aceptar una mínima crítica.

Si hubiera otros inquilinos en el Gobierno de Aramón no estaría tan preocupado como lo estoy teniendo a estos individuos campando a sus anchas por ahí.

2. Adrián Tello Gimeno - diciembre 1, 2007

La sociedad aragonesa está muerta, aniquilada… Por desgracia, pero es así…

Salú!

3. Valentín - diciembre 1, 2007

Este proyecto se encuadra en un modelo de ordenación del territorio profundamente dañino a medio largo plazo para el país.
Esperemos que poco a poco se vaya creando la necesaria reflexión sobre este asunto en la opinión pública.

4. elblogdeluispastor - diciembre 3, 2007

Magnífico, se nota que sabes de lo que hablas. En relación a este proyecto, hoy en el Heraldo, dan la noticia de que desde el mes de Abril de este año, Aragón es el único lugar del estado en el cual un jugados compulsivo SE PUEDE GASTAR TODO SU PATRIMONIO sin que ni un juez lo impida como pasa en otros lugares. En dicho mes entre en vigor la ley que anulaba una anterior denominada “figura del pródigo” por la cual a un jugador compulsivo se le podía impedir gastarse todo su patrimonio por orden judicial. ¿se estaba preparando la llegada de estos casinos? ¿es una casualidad que se aprobara en el mes de Abril? Sabiendo quien esta detrás de todo esto las casualidades no existen. Utilizaron el debate sobre el “Estatutico” para aprobar la ley que mas les interesaba a ellos. Desde luego esta actuación no es la que yo deseo para mi país y muchos menos para los trabajadores, explotación de personas y recursos, dependencia total de otras multinacionales, ¿para eso votamos los aragoneses? ya basta, hasta la propia empresa del negocio de los casinos dijo que parecía que trataban con una empresa privada y no con un gobierno que representa a sus ciudadanos, si nos hubiesen dicho con quien negociaron les habríamos avisado y así la empresa no se hubiese sorprendido.
Salud compañero

5. raskolnikoff - diciembre 24, 2007

a ver si se puede hacer algo para que no nos tomen el pelo otra vez, pero cuando hay dinero de por medio ya se sabe.

6. Trileros de guante blanco « El Blog de IVÁN ANDRÉS - abril 13, 2008

[…] En mi caso expresé en este blog los aspectos que me parecían más cuestionables ya por el 1 de Diciembre de 2007, hace más de tres meses […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: