jump to navigation

Bienvenido Mister Marshall diciembre 10, 2007

Posted by Iván in Actualidad política, Economía.
trackback

Bienvenido Mr Marshall o Mr ILDEl próximo miércoles se presenta por todo lo alto y sin escatimar en nada en el Edificio Pignatelli, sede del Gobierno de Aragón, el proyecto Gran Scala, el que parece será el maná caido del cielo que convertirá a Aragón en la Jauja del siglo XXI. En este nuevo país se atarán los perros con longaniza, se embaldosarán las calles con oro, los árboles darán frutos solos y no será necesario trabajar, de forma que todos nos dedicaremos a olgazanear y a observar las abutardas.

Aunque lo dicho anteriormente tiene mucho de sarcástico, puede considerarse solamente como una exageración de lo que se opina en la calle de una iniciativa de la que, recuerdo a todo el mundo, no tenemos más noticia que filtraciones interesadas en la prensa por parte de promotores, y lo que es peor, interesados a nivel político (y me atrevería a decir económico) como es el Partido Aragonés (PAR) y sus líderes José Angel Biel y José María Mur.

Muchos, alguna prensa incluida, esperan a la primicia mundial del miércoles para tener la información de primera mano y así poder dar su opinión al respecto. El resto de prensa demuestran, como lamentablemente vienen haciendo ya demasiado tiempo, una falta de profesionalidad manifiesta al erigirse en voceros de una iniciativa que debiera ser estudiada con más rigor, más si cabe por profesionales que deben tener en la verdad y la imparcialidad como principios supremos.

Sin embargo aprovecho la ocasión para señalar que es de género estúpido creer que la información que ese día ofrezcan de la mano promotores del asunto y gobierno sea toda la verdad y nada más que la verdad. Uno, que ya está acostumbrado a ver presentaciones de proyectos varios (todos de muchísima menor entidad que este) y a participar en la preparación de algunas de ellas, sabe que en estas citas se cuenta lo que se quiere que se sepa, obviando todo aquello que pueda afear la cosa.

Así, me da la impresión que estamos a la espera de tan magno acontecimiento a imagen y semejanza de los habitantes de Villar del Río en la genial película de Luis García Berlanga, preparando la lista de peticiones tal y como llevaban a cabo los protagonistas del film, las cuales por supuesto iban a ser atendidas por el famoso visitante, quien llegaba con los dólares debajo del brazo (vamos como IDL en el caso que nos ocupa).

Lo malo será que ocurra como en la película, es decir que Mister Marshall pase de largo con el coche y nos quedemos con un palmo de narices. Eso sí, con la fiesta montada y todos con el banderín en mano y vestidos de andaluces si es menester, o de Rey Fernando el Católico en nuestro caso.

Anuncios

Comentarios»

1. elblogdeluispastor - diciembre 19, 2007

Esto lo tenemos que parar, por ética, por una sociedad sostenible, por coherencia, por sentido común y por otras muchos motivos, tenemos que ser capaces de unirnos contra esta forma de hacer negocio de unos y política otros, pero ya no se quien hace negocio y quien hace política. Tengo grabada en la memoria la frase de la empresa en declaraciones al Heraldo “creíamos que hablamos con un gobierno y parece que estamos hablando con una empresa privada” eso dice mucho del interlocutor institucional.
Salud


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: