jump to navigation

Las sillas de IKEA enero 29, 2008

Posted by Iván in Actualidad política.
trackback

DecoracionAnda uno un poco confuso ultimamente por temas relacionados con la decoración de interiores. A falta de menos de un año (cruzo los dedos) para recoger las llaves de la que será mi vivienda, con la gran ilusión que ello supone, comienzo a darle vueltas a la cabeza de como me gustaría llenar ese gran espacio vacio para darle la personalidad que se merece.

Por supuesto uno de mis primeros pasos ha sido visitar el nuevo centro de IKEA de Zaragoza, un autentico paraiso para el consumidor en busca de muebles y accesorios por su amplia oferta, lo cual por otra parte, es también un gran inconveniente ya que con tantas posibilidades las dudas aumentan, y de que manera.

Estoy estos días dándole vueltas (cosas del subconsciente) al tema de las sillas para el salón de la casa. Y no es una cuestión banal como pudiera parecer, dado que de esta decisión depende el carácter, personalidad y ambiente que genere la vivienda. Por una parte tenemos el crucial asunto del número de sillas que debe haber en la principal habitación de la casa. Generalmente se suele hablar de 6 aunque yo soy partidario de situar 8 con el fin de dar cabida a un número mayor de gente. Uno, que tiene unos cuantos amigos y se prodiga en cuidar tan alto patrimonio, no le gusta que alguien pueda quedarse sin asiento o que haya que para que lo tenga haya que adoptar soluciones tales como usar sillas de la cocina, las cuales son siempre más incomodas y menos deseables estéticamente. Esta solución-parche puede significar desmerecer al invitado y no estamos para generar este tipo de malos rollos.

Además del número es también importante el propio diseño de la silla. Como en casí todo, cada uno tenemos gustos diferentes. Así hay gente que prefiere asientos más mullidos, otros más duros, algunos con respaldo, otros con brazos, unos de madera y otros métalicos, etc. Por eso es importante tener asientos que puedan ser lo más polivanlentes posibles para que todos nos podamos sentir a gusto, tal vez sin tener la silla que más hubiesemos preferido pero a la vez sin tener tampoco una que no se ajuste en absoluto a nuestros gustos.

Los colores son también importantes. Enlazando con el punto anterior cada persona tenemos un color preferido, que seguramente diferirá con el de la persona que tenemos al lado. Como esta cuestión es más complicada creo que la decisión que tomaré a este respecto será tener sillas de diferentes colores, especialmente ahora que las tendencias de decoración van por la línea de mezclar elementos, colores, texturas, etc. Además, como dice el refrán, en la variedad está el gusto.

Por último, una vez elegidas las sillas, hay que pensar en la disposición de los invitados en la mesa. Todos ellos son importantes pero siempre hay alguien que ocupa un lugar especial en tu corazón, ya sea por afinidad personal o porque en algún momento de tu vida ha sido un apoyo importante en situaciones dificiles. A estas personas hay que reservarles un espacio preferente en la mesa. Además todos tenemos un amigo (en mi caso amiga) que por su forma de ser es el primero que se presta para echar una mano a la hora de preparar una cena, celebración, etc. Vamos un organizador, quien por su importante papel, debe contar también con un puesto a la altura de su implicación.

La decisión es especialmente importante puesto que en estas citas con los amigos es donde una casa se hace con su personalidad propia, la cual emana de todos y cada uno de los invitados. Estos a nivel individual hacen sus aportaciones, todas ellas diferentes pero a la vez fundamentales, en el camino de conseguir un grupo rico por su diversidad y a la vez por la coincidencia en lo más elemental.

Anuncios

Comentarios»

1. Carlos Mata - enero 29, 2008

Las sillas del IKEA son muy funcionales, pero lo que no me gusta de ellas es que son todas iguales. Vas a varias casas y dices, mira… las mismas sillas que vimos ayer. Además tienen otro problema, que por muy bien que las montes, cada año tienes que darles un golpe de destornillador a los tornillos para que no se desarme el invento.

2. elblogdeluispastor - enero 30, 2008

Yo soy partidario de ir a tiendas especializadas y que mi elección una vez hablada con mis amigos, sea tratada como algo especial, es una decisión para unos años, por lo tanto tiene que valorarse sobre todo no solo el número, color, material, sino también que sean fuertes para poder aguantar los pesos de los invitados. Lo del número no es del todo importante, mas cuando se suele tener unos magníficos sofás cerca de esa mesa común y si los sitios son insuficientes siempre se puede participar en la comida y la charrada desde ese lugar, si ya se que no es lo mismo, pero cuando no hay sitio por diferentes motivos para todos en la mesa, también puedes estar presente desde, insisto, esos magníficos sofás. Espero que aciertes con el número, color y distribución en torno a la mesa, sobre todo pensando en que la que te ayuda a organizarlo todo tiene que estar en un lugar que se pueda mover con agilidad.
Salud

3. Francho - enero 31, 2008

Yo buscaria algo ligero, de colores claros y no recargaría mucho con la cantidad. Yo lo que tengo son cuatro sillas de plastico transparente(parece que no están, que no ocupan) y 8 sillas más plegables, guardadas en el trastero y en otra habitación. El que estas 8 sillas sean más baratas hace que te puedas gastar más en las que tienes siempre a la vista.

4. elblogdeluispastor - enero 31, 2008

Es otra forma de ver la decoración y la comodidad, pero estarás conmigo que lo es lo mismo sentarse en una silla de las que comenta Ivan que en las tuyas, me da igual las de plástico que las plegables. Tiene que primar la calidad a la cantidad, pero sobre todo no haciendo corto pensando en el futuro, que gastar dos veces y es mas caro. Pero claro, todo esto es si se sabe lo que se quieres y tienes decidido como lo quieres, a veces la improvisaciones suelen salir muy mal y por haber actuado sin pensar y con prisas, se suele meter la pata y cuesta mucho luego recuperarse.
Salud

5. Francho - enero 31, 2008

Evidentemente es lo mismo sentarse en las de plastico transparente que en las de plástico plegables, pero cuando no las usas y solo es un elemento que está allí, que ocupa, las transparentes dan una sensación de amplitud que no te darían unas marrones acolchadas, por ejemplo.
Las cosas transparentes te dejan ver lo que hay detrás, no te engañan, en todo caso las enborronan un poco. Las opacas no te dejan ver el fondo ni lo que hay detrás, ocupan demasiado sitio. Vamos que como las personas

6. escolano - febrero 2, 2008

Hablando de sillas y decoración me he acordado de mis tiempos de estudiante, cuando compartía. En aquel piso había algunos (siempre los mismos) que siempre encontraban alguna excusa para pillarse el sofá para ver la tele. El argumento más usado era que ellos fueron los primeros que habían llegado al piso. Los demás, para no provocar mal rollo, nos sentábamos en cojines en el suelo con la riñonera helada. Hasta que un día intentamos cambiar las normas de funcionamiento que tampoco nos convencían nada (compra, coladas, limpieza, …) Entonces nos dijeron que si el problema era el sofá, que compráramos otro aunque fuera más pequeño para que cupiera en el salón. La única condición era que a cambio dejábamos lo de las tareas como estaba. Uno incluso dijo que si no aceptábamos, se encerraría en su cuarto con el mando de la tele. Al final no fue para tanto, logramos hacer un reparto de tareas más equitativo y el lucimiento general de la casa lo agradeció.

7. sancho - febrero 4, 2008

y ahora que hacemos?
ni sillas, ni colada, ni mando a distancia…nos ha pasado por malos compradores y peores diseñadores.Una pena, estoy desolado.

8. Iván - febrero 4, 2008

Pues como ya dije en el post me entregan la casa en Noviembre así que habrá que esperar para tomar la decisión cuando tengamos una visión más clara de como será el salón ya que ahora mismo lo único que hay son cuatro ladrillos y con eso uno no se hace a la idea. Esperar ver como terminan los albañiles la construcción de la casa y en función de eso a decorar.

9. sancho - febrero 4, 2008

Ya.

Esperemos pues

10. elblogdeluispastor - febrero 4, 2008

Las prisas son malas consejeras a la hora de tomar una decisión, haces bien en esperar como queda al final el salón, sabiendo que de todas formas no tienes porque lanzarte a comprar las primeras sillas que te ofrecen.

11. escolano - febrero 8, 2008

Totalmente de acuerdo con Iván.

12. bruxa - febrero 12, 2008

pues debe haber algunas sillas muy comodas, porque hay gente q lleva en ellas muchos años y no hay manera de que dejen sentarse a otros, será por eso de las manías…??’ ;p

13. Sillacamaleon - agosto 24, 2011

buen articulo


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: