jump to navigation

Mucho ruido y pocas nueces diciembre 25, 2010

Posted by Iván in Actualidad política.
trackback

Conforme se acerca la cita con las urnas, cada partido político incrementa sus esfuerzos por mostrar a sus potenciales electores cuan útil es depositarle su confianza frente a hacer lo propio en cualquiera de las otras opciones que entran en liza en la contienda electoral. Los argumentos lanzados para ello son de lo más variopinto. Así, en el debate político aparecen de manera cíclica proclamas que van desde el clásico “que viene elcoco” de partidos como el PSOE o el PP sobre sus eternos rivales, hasta la pretendida virtualidad de llevar a cabo políticas diferenciadas y más próximas para la ciudadanía de los partidos minoritarios como CHA o IU. Sin embargo conviene hacer un análisis mucho más profundo y ver cuanto de cierto hay en estas afirmaciones para no dejarse llevar por palabras vacías, brindis al sol e intentos propagandísticos de convencer sin mucho poso real detrás. Un ejemplo bastante clarificador ha sido el proceso de aprobación del Presupuesto para 2011 del Ayuntamiento de Zaragoza.

Tras varias semanas de idas y venidas del Vicealcalde a los despachos de los grupos de la oposición, y una vez roto el acuerdo con CHA por la famosa partida para la Candidatura a los Juegos Olímpicos, el Gobierno decide presentar su proyecto de presupuestos que termina por debatirse en el pleno, gracias a la abstención de IU. Lo sucedido después no puede ser más desolador. Los grupos de “izquierda” de la oposición presentan enmiendas que suponen mover tan irrisorias cantidades como el 0,31% del total en el caso de CHA y del 1,31% en el caso de IU. La conclusión no puede ser más desoladora: a pesar de las airadas declaraciones de sus portavoces, los grupos que representan opciones de izquierda alternativa al Partido Socialista, coinciden con este en más del 98% en el diseño del principal instrumento del que dispone una formación para llevar a cabo su acción política. Finalmente el presupuesto es aprobado con la abstención de CHA, una vez que se han aprobado la totalidad de sus enmiendas,y se recupera el programa Estonoesunsolar, pese a lo cual, IU vota en contra del mismo.

Si la conclusión es desoladora, más aún son las posibles explicaciones a este incomprensible comportamiento. Una primera explicación sería que todo lo sucedido con el presupuesto es un acto más en una gran obra teatral por parte de estas formaciones, cuya única obsesión parece ser lograr cierta repercusión mediática con el objeto de llamar la atención del electorado zaragozano, sin que por ello mermen las posibilidades futuras de conformar una coalición de gobierno con el PSOE a través de un excesivo desgaste del actor principal de la misma, desgaste que podría tirar al traste las posibilidades reales de poder llevarla a cabo. Otra explicación, si cabe aún más desoladora, es que el pretendido proyecto político diferenciado respecto al PSOE de estas formaciones no es tal, y por tanto los electores de izquierda con mayor grado de descontento con la gestión del Alcalde Belloch no tienen alternativa real alguna que permita, al menos, corregirla.

En cualquier caso, no corren buenos tiempos para los votantes de izquierda que de esta forma se han quedado totalmente huérfanos en cuanto a fuerzas políticas a las que votar en las próximas elecciones. Y es que las alternativas son o votar al PSOE directamente, o hacerlo vía indirecta a través de dos partidos más interesados en formar parte de los gobiernos que de cambiar algo la sociedad. Y lo que si parece claro es que la ciudadanía va a apostar claramente por cambiar las cosas, y eso tendrá sus consecuencias en la matemática institucional. De ello no me cabe ninguna duda.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: