jump to navigation

El INÚTIL voto útil vs. VOTO EN CONCIENCIA noviembre 18, 2011

Posted by Iván in Actualidad política.
trackback

Llega el esperado (o fatídico, esto va por barrios) día 20-N, fecha establecida para que se celebren las llamadas Elecciones Generales, una cita electoral que desde luego creo que pasará a la historia, una cita diferente, por muchos motivos y que marcará (quien sabe cuanto) nuestro futuro más inmediato, y no tanto me temo.

Se habla de que está en peligro nuestro Estado del Bienestar, un logro social fruto de muchos años de lucha, por la virulencia con la que está siendo atacada en sus principios más fundamentales desde esa entelequia llamada “los mercados” y apoyada por un pensamiento neoliberal imperante que, lejos de estar cuestionado por haber sido el principal causante de la crisis que ha originado semejante maremagnum, campa a sus anchas sin prácticamente oposición de lo que podría denominarse la izquierda, ya sea social (aunque algunos hayan pervertido por puro interés este término recientemente) o política.

Sin duda estas elecciones son diferentes a otras anteriores. Son diferentes por la situación socio-económica crítica por la que atravesamos, que ha afectado a todos (bueno a casí todos porque a los de siempre, a los que siempre ganan, pues como que no) dejando a mucha gente en el paro, sin nada, generando situaciones autenticamente dramáticas que podemos leer día si y día también en los periódicos.

Es diferente también porque la política institucional nunca había estado tan cuestionada en la historia de nuestra democracia (y la del mundo en general) como lo está hoy. Porque la ola de indignación, en España capitaneada por el Movimiento 15-M, algo inédito, extraordinario y muy necesario, es imparable y traerá sus consecuencias tarde o temprano.

Los partidos políticos de siempre y los gobiernos pueden optar por dos opciones posibles. Hacer oidos sordos al descontento general y atenerse a enfrentarse a una situación muy serie de revueltas populares (las cuales no tienen por qué ser pacíficas, y no es que defienda eso pero sería un iluso si creyese que esto no puede pasar, para muestra tenemos el caso griego) o pueden verdaderamente escuchar a los indignados y empezar a hacer cambios que vayan en el sentido de dar más participación a la gente en las decisiones, en aumentar la desafección por la política reduciendo privilegios, limitando la presencia en cargos institucionales, mejorando el funcionamiento democrático de las instituciones, en definitiva, devolviendo la soberanía a quienes son los propietarios de la misma, los ciudadanos.

Pero lo realmente cierto es que, a pesar de ciertos cambios de discurso con objeto de incluir, de manera estética, algunas propuestas surgidas de esta ola de indignación, los partidos de siempre, los que son cómplices de la situación actual y durante años, más bien décadas, no han mostrado interés alguno ni crítica conocida sobre el funcionamiento del sistema, salvo ahora que se les cuestiona de manera muy visible por un porcentaje nada desdeñable de la población.

Resulta realmente patético los intentos de algunos ahora de hablar de regeneración democrática, participación y transformar la indignación en rebeldía cuando han estado viviendo comodamente a la sombra de la institución de turno, sin que en esos años les haya preocupado en absoluto la horizontalidad ni otra forma de hacer política.

La realidad es que los hechos hablan por si mismos y nos dicen que los discursos de los partidos con inercias pasadas van por un lado y su acción por otra. Mismas caras de siempre, mismas recetas políticas que las nos llevaron a la situación actual, eso si barnizadas con “pintura 15-M” para que parezca otra cosa cuando no lo es.

Y para muestra un botón. Como era previsible el actor estelar de toda campaña electoral vuelve una vez: El Sr. VOTO ÚTIL. Recurrentemente los partidos políticos instalados en el poder o las instituciones apelan a que los electores no “tiren” su voto, sean niños buenos y voten una opción “como Dios manda”. Una opción que ya forme parte del tinglado institucional, de las que utilizan los medios de comunicación a su entera disposición (no proclives a facilitar el acceso a otras propuestas políticas), de las que subvencionamos todos con nuestros impuestos a base de pingües subvenciones e innumerables puestos de libre designación en instituciones (muy bien pagados por cierto) y así suma y sigue.

Lo verdaderamente notable de este caso es que la apelación a ese voto útil ya no sólo se realiza por lo habituales en estas lides, véase PSOE – PP, sino que ya es esgrimido por los supuestamente damnificados citas electorales atrás por este perverso concepto, esto es IU y fuerzas “aliadas” de esta. Las razones esgrimidas por ellas son bien diferentes: el voto útil para el cambio, evitar los recortes o el bipartidismo. A pesar de ello, todos comparten un mensaje común. Tú voto solo sirve si es hacia una opción con opciones o de gobernar o de salir representada, lo demás no importa. La conclusión a ello es fácil, la mayor parte del electorado debería acudir a la urna con una pinza en la nariz y dar su voto a una opción que le complazca muy muy de refilón.

Pero si una cosa caracteriza a estas elecciones es que las viejas reglas, los razonamientos pasados, los conceptos caducos (como el voto útil) ya no sirven y deben dar paso a nuevas formas de entender la sociedad actual y desde luego su forma de expresarse, tanto en el marco institucional como fuera de el. Atrás han quedado o quedarán lógicas que solo llevan al mantenimiento del status quo de ciertas élites alejadas de la sociedad civil en general y que sólo se preocupa por esta una vez cada cuatro años. Por eso es necesario que Reinicies tu forma de pensar, que Recicles tu voto y Recuperes la ilusión por el sistema democrático (pero el de verdad).

El voto de una persona es SIEMPRE ÚTIL, vote a quien vote, siempre que lo haga por convencimiento, tras un periodo de reflexión, sin importar el resultado que obtenga la opción escogida por este. Al fin y al cabo los resultados de las fuerzas políticas son solamente la suma de las decisiones individuales de millones de personas y por tanto solamente si existe coincidencia de muchas personas en el diagnóstico y en la decisión se produce un “buen” resultado electoral (en términos de obtener representación, dada la perversidad del sistema electoral en general y de la aplicación de la Ley d’Hont en particular).

La apelación al voto útil es solo una estratagema para “dirigir” esa decisión haciendo creer al votante que si elige una opción que no obtiene representación su voto ha sido tirado a la basura. Pero ¿que cambia si una persona cambiase su decisión de votar una fuerza que obtendrá representación por otra que tal vez no la obtenga? Seguramente en términos de resultado poco o nada (todavía no conozco ningún caso de que se haya obtenido un diputado por un solo voto), pero en términos de coherencia en la decisión la diferencia para la persona en cuestión es enorme.

El voto es sin duda el instrumento por el que elegimos a las personas que nos van a representar en las instituciones pero es mucho más que eso. Es la forma que tenemos de apoyar u oponernos a determinadas formas de hacer política, programas, comportamientos pasados y así un largo etcétera. De ahí que defienda en este comentario la utilidad del voto ideológico, del que es fruto de una forma de entender la vida, la sociedad y la forma de hacer política. De la no resignación, por muy difícil que parezca, a que no se puede hacer nada y por tanto las cosas no van a cambiar. De que es mejor votar algo con posibilidades que “jugártela” con otras opciones (¿de verdad tenemos algo que perder?).

¿Acaso alguien cree que cuando los primeros indignados decidieron tomar las plazas se les pasó por la cabeza la utilidad de la acción? ¿Cuantas veces escucharían eso de: para que acampas, total para lo que va a servir?

Basta ya de posibilismos y pragmatismos. Es hora de votar en conciencia, con cierta utopía, pero con ilusión por cambiar (de verdad) las cosas, por apostar por otras formas y otras personas para hacer política y no por lo que se ha venido haciendo (con la complicidad de todas las fuerzas de una u otra forma) hasta ahora. Es hora de apostar por una participación real y no postiza, por recuperar la soberanía, por exigir a los propios partidos transparencia, austeridad, horizontalidad y responsabilidad en sus decisiones.

Por todo eso yo apostaré por EQUO, una fuerza nueva, distinta, horizontal, participativa, ecologista, que apuesta por la justicia social, por la regeneración democrática, por un sistema electoral más justo y representativo, que es fruto del esfuerzo desinteresado de miles de personas que legítimamente se presentan en estas elecciones para apostar por otra forma de hacer política, sea cual sea su resultado que obtenga (o peor me digan interesadamente a través de encuestas requetecocinadas) ya sea en mi circunscripción electoral (Zaragoza) o en el resto del Estado. Y votaré esta opción el domingo porque el resto no me convencen, unos porque dicen una cosa en periodo electoral y luego hacen otra bien diferente, otros porque llevan programas ocultos y no hablan claro y otros porque no tienen legitimidad para hacerse denominar alternativa de otros grandes partidos porque a la menos pensada siguen los designos de los anteriores por intereses que poco o nada tienen que ver con los de sus electores.

Esta es mi decisión. Ahora espero que tú tomes la tuya. La que desees , pero tras un periodo de reflexión y tras haber valorado las diferentes opciones. Sin entrar en el juego del chantaje de ese concepto tan perverso como el voto útil y teniendo en cuenta además que las opciones del voto nulo o blanco, aunque muchos crean que es al contrario, solo hacen que fortalecer al bipartidismo y el sistema partitocrático. Y que desde luego la abstención no debería ser una opción puesto que por muchas imperfecciones que tenga el sistema siempre es mejor que puedas votar a que voten otros por tí, como los mercados o los lobbies.

Por eso el domingo ve a votar y VOTA EN CONCIENCIA!

Anuncios

Comentarios»

1. dorseyfloyd2147 - abril 8, 2016

“pour proteger lu2019autre centre commercial, Silom” Click http://d2.ae/hool09070


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: